Esfuerzos por la existencia y el desarrollo de la humanidad

Hoy día el trabajo de la protección del medio ambiente se presenta como un problema apremiante y gran empresa global relacionada con la existencia o ruina de la humanidad.

Eso es porque a causa de la rápida destrucción del ambiente natural se tornan aun más serios los fenómenos climáticos anormales y debido a los fenómenos como el calentamiento global, desertización, contaminación de la atmósfera, ríos y mares se han destruido seriamente los bosques, tierras cultivables y recursos animales y de plantas, los cuales ejercen gran influencia a la existencia y desarrollo de la humanidad.

Partiendo de esta realidad, la sociedad internacional desenvuelve activamente los trabajos de la protección del medio ambiente para proteger el globo terráqueo, nido de la humanidad, y preparar un ambiente de vida sostenible y seguro a través de la reforestación, protección de la diversidad biológica, prevención de la degeneración del terreno, protección del ambiente de los ríos y mares y la protección de pantanos y capa de ozono.

Como parte de los esfuerzos por prevenir el calentamiento del globo terráqueo que genera incontables daños humanos y materiales se aprobó el “Convenio de París sobre el Cambio Climático“ y en varios países y regiones se toman consecutivamente medidas prácticas por la reducción del gas invernadero.

La UE presentó en diciembre del año pasado una estrategia cuyo punto esencial constituye la reducción al “cero” del volumen de la emisión del gas invernadero hasta el año 2050, así como en marzo de este año adoptó la ley unitaria de Europa para la protección del medio ambiente, entre otros, que garantiza legalmente su ejecución y así estableció marcos políticos y legales que hace obligatoria la reducción del gas invernadero.

Los países en vía de desarrollo también planearon programas estatales detalladas por la reducción del gas invernadero y aceleran su cumplimiento.

Iniciando este año Indonesia, Singapur y Sudáfrica publicaron los planes de aumentar en varias veces la producción de energía reproductiva en pocos años y toman activamente las medidas por su cumplimiento y Rwanda publicó su plan de reducir de 16 a 38% actual cantidad de emisión del gas invernadero hasta 2030.

Además de esto en muchos países del mundo se toman varias medidas como la prohibición por etapas de la producción y uso de los productos de vinyl desechable, desarrollo de sus productos alternativos, desarrollo de la energía reproductiva, introducción del automóvil eléctrico y la prohibición del uso de las sustancias químicas y productos agroquímicos dañinos al ser humano y el ambiente, entre otros, así como toman medidas para llamar la atención de las personas sobre la reforestación.

La República Popular Democrática de Corea promueve vigorosamente la obra de convertir a todas las montañas en las de oro y tesoro desenvolviendo enérgicamente la campaña de reforestación y, de acuerdo a que ha ingresado a varios acuerdos internacionales relacionados con la protección del ambiente, toman de modo activo medidas legales y estatales por la implementación de los acuerdos.

En agosto de 2016 ha ingresado al Convenio de París, así como en diciembre del mismo año presentó el primer plan voluntario de la reducción del gas invernadero y se esfuerza activamente por la solución del problema del cambio climático mundial como parte del convenio.

El trabajo de la protección del ambiente no es un trabajo que se limita solo a un país sino un trabajo de toda la humanidad para garantizar la existencia, desarrollo y el futuro de la humanidad.

Todos los países deben rechazar cabalmente todos los fenómenos que, persiguiendo solamente los intereses económicos, menosprecian la destrucción del ambiente y deben fortalecer aun más las colaboraciones y cooperaciones internacionales en el trabajo de la protección del ambiente.