El desafío grave contra la justicia internacional

Hace unos días, ocurrió en Venezuela la penetración de los mercenarios extranjeros para atentar contra el Presidente y los altos funcionarios del gobierno de este país, lo cual provoca una gran preocupación de la sociedad internacional.

El pasado día 3, el Gobierno de Venezuela declaró que los terroristas pretendieron infiltrarse en el país con el objetivo de asesinar a los líderes del Gobierno Revolucionario. Ese día, las fuerzas de seguridad de ese país mataron a 8 terroristas y capturaron a los otros 2 que habían desembarcado en la costa de La Guaira situada 32km en el Norte desde Caracas.

También el día 10, las fuerzas militares de Venezuela declararon sobre el arresto de 11 terroristas en la región septentrional del país que pretendían infiltrarse con el objetivo de derrocar al Gobierno.

La cifra de los terroristas arrestados que tenían el intento de penetrarse en este país a través del mar en la semana pasada llegaron a 40.

Según las informaciones, dentro de los arrestados se encuentran los mercenarios norteamericanos que habían servido en las fuerzas especiales estadounidenses.

Estas intervenciones militares y acciones agresivas de la fuerzas hostiles exteriores contra el estado legítimo constituyen la intolerable violación de la soberanía y grave provocación que destruyen la paz y seguridad de la región.

Nuestro pueblo condena y rechaza todo tipo de intervenciones en los asuntos internos e intentos de violación e invasión a la sagrada soberanía estatal como un desafío contra la justicia internacional y abierta violación de la ley internacional.

Observamos con la profunda preocupación la situación de Venezuela que se empeora cada día más debido a las maquinaciones abiertas de las fuerzas hostiles internas y externas.

Asociación Corea-América Latina