Gran hombre virtuoso de la humanidad, él es sol

Renombrados Jefes y líderes de Estado de varios países que se encontraron con el gran Líder camarada Kim Il Sung lo elogiaron fervorosamente con el alto sentimiento de veneración y por encima de las diferencias de la ideología, criterio político y creencia religiosa como el ejemplo del movimiento comunista, extraordinario veterano político, gran hombre de la humanidad y distinguido dirigente que representa el siglo 20.

En el gran banquete preparado para el gran Líder quien estaba de visita oficial a la Unión Soviética a principios del año 39(1949) de la era Juche, Stalin, elogió altamente que el camarada Kim Il Sung era un verdadero internacionalista proletario y ejemplo del movimiento comunista que defendió con sangre y arma a la Unión Soviética ante las agresiones de los imperialistas en el Oriente.

En noviembre de 1958 el Presidente Ho Chi Minh, en la plaza Ba Dinh de Hanoi que se llenaban de gentes para dar bienvenida al gran Líder pronunció que el camarada Kim Il Sung era héroe sin precedente que había derrotado a dos imperialismos por primera vez en el Oriente y destacado líder de la construcción de una nueva sociedad y que el pueblo coreano asombraba al mundo avanzando a toda velocidad hacia la alta cumbre del socialismo, así como propuso gritar “viva” para agradecer al camarada Kim Il Sung quien les ha dado el ímpetu de Chonlima.

El sentimiento de respeto y veneración del expresidente indonesio Soekarno sobre el gran Líder también fue ardiente.

Ante el gran Líder que con la alta responsabilidad sobre la revolución mundial había visitado a su país él reveló su sinceridad de que era una pena que el territorio de Corea fuera pequeña en comparación del prestigio del Primer Ministro Kim Il Sung, pero como el Primer Ministro Kim Il Sung movía al mundo entero era igual que tuviese al mundo entero.

El Presidente de China Mao Zedong que se encontró con el gran Líder que había visitado oficialmente a China en abril de 1975 expresó su sinceridad de que el único hombre que podía encargarse de la revolución mundial era el camarada Kim Il Sung y que deseaba con toda sinceridad que siguiera dirigiendo la revolución mundial y el movimiento comunista internacional y el Primer Ministro Zhou Enlai reveló su sinceridad de que el asunto de la revolución mundial se podía resolver correctamente solamente bajo la dirección del camarada Kim Il Sung, dirigente reconocido de la política mundial y que deseaba que el camarada Kim Il Sung dirigiera la revolución mundial por el futuro de la humanidad.

Norodom Sihanouk, Rey de Cambodia impresionado por la noble virtud moral del gran hombre eminente que pese al transcurso del tiempo y cambio de la fisonomía de los montes y ríos mantenía invariablemente la amistad, elogió con entusiasmo que el gran Líder era el sol de la humanidad.

El sentimiento de infinita veneración hacia el gran Líder que tomando firmemente la palanca de control de la época pese a las tormentas de la historia dirigía la causa independentista de la humanidad también se agitó en el alma de Tito, Presidente de Yugoslavia conocido en el mundo como un terco personaje principal.

Él que recibió la digna opinión del gran Líder lo elogió altamente como un gran hombre razonable de una firme convicción y orgullo, destacado en la filosofía y política, así como un gran dirigente del Movimiento de los Países No Alineados y gran político eminente.

El líder de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz que entendió de la noble veracidad de la revolución por el gran Líder y que se emocionó por su encanto durante la visita a nuestro país en marzo de 1986 pronunció con entusiasmo en el mitin público efectuado en Pyongyang que él y sus compañeros aseguraban que serían en adelante propagandistas de la causa revolucionaria de Corea, valentía y creatividad del pueblo coreano y de la facultad y personalidad del sabio dirigente del pueblo coreano, Presidente Kim Il Sung.

Los Jefes de Estado de los países africanos también veneraron al gran Líder que prestó gran atención a la construcción de una nueva sociedad en los países en vías del desarrollo y dilucidó el camino de la prosperidad e independencia y soltaron sus voces de alto respeto y confianza.

Alpha Oumar Konaré, exresidente de Malí que había visitado a nuestro país en diciembre de 1992 para aprender el noble proyecto político del gran hombre eminente expresó su emoción de que como ya había experimentado la brillante perspicacia del gran Líder que iluminaba el camino de la época, ya estaba claro su camino a avanzar, que ese camino era el mantenimiento de la independencia y la realización de la cooperación sur-sur y que Su Excelencia Presidente era indudablemente un gran político.

Los Jefes anteriores del Estado de los países africanos como Guinea, Namibia, Burkina Faso, Zimbabwe, Tanzania y Uganda no ahorraron sus voces de respeto y admiración alabando infinitamente la destacada capacidad política, noble cualidad y sublime fidelidad internacional del gran Líder.

El calor de elogio hacia el gran Líder que poseía una gran voluntad, generosidad y reputación superó la diferencia de la ideología y régimen.

El expresidente norteamericano Jimmy Carter reveló su sinceridad que el estimado Presidente Kim Il Sung era un hombre más grande que el conjunto de los tres presidentes de su país que había representado la fundación y el destino de su país y que podía pronunciar sin vacilación alguna que el Presidente Kim Il Sung era el Dios del destino de la humanidad más grande que el conjunto de todos los fundadores de los países del mundo y Dioses solares.

Después del fallecimiento del gran Líder, en todos los lugares del mundo se resonó más vivamente y ardientemente aun las voces del infinito elogio y deseo de la eternidad hacia el gran Líder.

Francisco da Costa Gomes, expresidente de Portugal que veneró al gran Líder como el verdadero Dios protector de la humanidad pronunció que el destacado hombre eminente en todos los sectores como la ideología, política, economía, cultura y militar en toda la historia de la humanidad era solamente el Presidente Kim Il Sung y transmitió su alma triste diciendo que por el fallecimiento del gran Líder se hizo más débil el mundo.

Mitterand, expresidente de Francia que en una conferencia recibió la triste noticia del fallecimiento del gran Líder se lamentó ante los participantes y dijo que el gran Líder Kim Il Sung era un gran Líder del Estado y que él era el hombre más grande de todos los grandes hombres que actuaron después de la segunda guerra mundial.