Los esfuerzos internacionales por la solución del problema alimentario

El alimento constituye la base de la civilización y bienestar y garantía fundamental de la estabilidad y desarrollo del mundo.

Reflejando el anhelo de la humanidad que desea el estable y sólido suministro de alimentos, en noviembre de 1979, en la 20ª Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación se decidió fijar el día 16 de octubre como Día de Alimento y celebrarlo cada año.

El propósito de haber fijado a este día reside por una parte en hacer conocer a todos los países y toda la gente del mundo sobre la importancia del problema de alimento y por la otra en profundizar el debate internacional sobre la urgencia de la solución del problema de alimento de escala mundial y sus métodos incluyendo como erradicar la pobreza y hambre aumentando la producción de alimentos.

En los tiempos pasados varias organizaciones internacionales como Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y Programa Mundial de Alimento, así como muchos países del mundo han venido dedicando incesantes esfuerzos por superar la crisis alimentaria que persiste cada año y mejorar la seguridad alimentaria.

El día 9 de octubre, el Comité del Premio Nobel decidió otorgar Premio Nobel de la Paz 2020 al Programa Mundial de Alimento en aprecio de su contribución al aseguramiento de la paz como la liquidación del hambre y el suministro de alimentos a las regiones de conflictos , entre otros, en momentos que se necesitan más que nunca la solidaridad internacional y cooperaciones multilaterales.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación también, estrechando más estrecho las colaboraciones con los países miembros, concentran los esfuerzos por el logro de la meta del desarrollo sostenible llevando a cabo varias medidas como el establecimiento de organizaciones internacionales por la tecnología agrícola digital y el plan de colaboración “mano en mano” para el ofrecimiento de las cooperaciones más efectivas a los países que padecen de la insuficiencia del fondo monetario.

Muchos países como China, Cuba, Indonesia y Nigeria están concentrando los esfuerzos en el trabajo por adquirir los terrenos cultivables para aumentar producción de alimentos y al mismo tiempo que siembran la conciencia de ahorro y de crisis a la gente también se esfuerzan por realizar el microcultivo y la digitalización e informatización de la agricultura presentando altas metas por autoabastecer los alimentos.

En nuestro país, en medio de que bajo la sabia dirección del camarada Kim Jong Un, Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea, el frente de agricultura es seleccionando como frente de ataque principal y se concentran las atenciones e inversiones del Estado, se levantó magníficamente la moderna fábrica de fertilizante fosfórico Sunchon y terminó la obra de la construcción de canales de corriente natural de la Provincia de Hwanghae del Sur que llega a 80km de largo y al ser investigado e introducido las tecnologías y métodos avanzados de agricultura están obteniéndose grandes éxitos en el sector agrícola.

A pesar de las desfavorables circunstancias en que debido a los daños por las consecutivas inundaciones, lluvias torrenciales y tifones sin precedentes se han perdido muchas tierras cultivables y cereales, en nuestro país luchan presentando como un problema de suma importancia minimizar los daños de los cultivos en las regiones afectadas bajo la directa orientación del Partido y Estado.

A pesar de que se efectúan de modo activo las cooperaciones y esfuerzos internacionales por resolver el problema alimentario, todavía se presentan grandes dificultades y desafíos ante el mundo, así como la crisis alimentaria sigue amenazando gravemente la existencia y desarrollo de la humanidad.

En la reunión online que el Consejo de Seguridad de la ONU organizó en abril pasado bajo el tema de la “protección de los habitantes del hambre por los conflictos”, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimento, diciendo que el mundo se enfrenta ante otra pandemia que es el hambre y la población que sufre por el hambre se estima mundialmente en 821 millones, exhortó a todos los dirigentes del estado del mundo a dedicar esfuerzos unidos para bloquear circulación maligna de la crisis alimentaria.

El problema del aseguramiento de la seguridad alimentaria no es una simple cuestión de eliminar el hambre sino un problema relacionado directamente con el futuro del país y la nación y también uno de los problemas más esenciales para el aseguramiento de la paz y seguridad del mundo.

En adelante también, fortaleciendo los intercambios y colaboraciones con los organismos internacionales como Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y Programa Mundial de Alimento y varios países del mundo, contribuiremos activamente a los esfuerzos internacionales por el aseguramiento de la seguridad alimentaria y el mejoramiento del estado de nutrición y por el cumplimiento de la meta del desarrollo sostenible de la ONU.