Declaración del viceministro de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea Pak Myong Guk

Con motivo de la anormal situación creada por las manifestaciones antigubernamentales de gran magnitud ocurridas recientemente en varias regiones de Cuba EE.UU. hace abiertas las maniobras de aplastamiento a Cuba.

Está claro que el verdadero culpable y el manipulador trasero de esta situación de Cuba es EE.UU. El hecho de que después del disturbio el círculo de alto rango de EE.UU. salió personalmente e incitó e instigó insistentemente las manifestaciones antigubernamentales lo demuestra.

Ya que su propósito de aniquilar el sistema socialista de Cuba fracasó en esta oportunidad EE.UU. se aferra tenazmente a las maquinaciones de   intervención en los asuntos internos de Cuba bajo el rótulo de la “defensa de los derechos humanos”.

Sin embargo, ni el inhumano bloqueo económico de EE.UU. que se mantiene a través de los siglos y décadas, ni el astuto complot psicológico antigubernamental mediante el internet no podrá doblegar la voluntad revolucionaria del pueblo cubano de defender hasta el final el socialismo y la Revolución.

El hecho de que el pasado día 17, cientos de miles del pueblo cubano se levantaron como un hombre y en las manifestaciones convocadas revelaron uno por uno las maquinaciones de EE.UU. y de los contrarrevolucionarios que no llegan ni aun puñado y condenaron y rechazaron resueltamente las maquinaciones de aniquilamiento a Cuba constituye la expresión categórica de la convicción y voluntad del pueblo cubano de defender firmemente la patria, la Revolución y las conquistas del socialismo.

Yo expreso un total apoyo y solidaridad al gobierno y pueblo de Cuba que se lanzaron a la lucha de todo el pueblo por rechazar rotundamente las maquinaciones de aplastamiento a Cuba y defender hasta el final la dignidad, la soberanía del país y las conquistas socialistas logradas a costa de sangre.

Como en el pasado nosotros siempre estaremos hombro con hombro con el hermano gobierno y pueblo de Cuba en la misma trinchera de la lucha por frustrar las agresiones y desafíos de las fuerzas hostiles y avanzar victoriosamente la causa común socialista.

La justa causa del gobierno y pueblo de Cuba triunfará sin falta.

 

Pyongyang, 21 de julio del año 110(2021) de la era Juche