China rechaza resueltamente las censuras de EE.UU. y del occidente que arman un alboroto con la amenaza cibernética de su país

Recientemente se agudizan aún más las confrontaciones y desavenencias entre China y los países del occidente incluyendo a EE.UU. con respecto al problema de la seguridad cibernética.

El día 19 las fuerzas del occidente como EE.UU., la UE y la OTAN publicaron a la vez la posición de denuncia criticando que detrás del ataque cibernético de gran magnitud contra la compañía de “Microsoft” acontecido a principios de este año se encuentra China.

Con respecto a esto China calificó a las censuras de EE.UU. y del occidente como un nuevo alboroto de presión contra China que persigue el objetivo político y exigió enérgicamente el cese inmediato de la difamación sin fundamentos contra China.

El día 20 el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, diciendo que EE.UU. agrupa a los países aliados y censura sin fundamentos a China convirtiendo lo blanco en negro y tales actos que persiguen el objetivo político partieron del propósito de manchar la imagen de China reiteró la posición de su país de no permitir estrictamente cualquier tipo de actos de ataque cibernético.

El vocero expuso que de hecho EE.UU.es “la mayor fuente de los ataques cibernéticos en el mundo”, y algunos países individuales no pueden representar en absoluto a la sociedad internacional y exigió el cese de las difamaciones y calumnias de EE.UU. y de sus países aliados contra China mencionando que en lo adelante tomaría las medidas necesarias para defender firmemente la seguridad cibernética y los intereses de China.

Los medios de la prensa de China como “Global Times” publicaron uno tras otro los comentarios de que el rumor del ataque cibernético de China contra EE.UU. es una descarada mentira y que el incidente mencionado no pasa de ser un juego para presentar a China como “demonio”.

Los comentarios se burlaron diciendo que ya se reveló claramente la identidad de EE.UU. como el “cabecilla global de hackers” a través del incidente “Snowden” y el incidente de la interceptación de los teléfonos de los líderes de los países europeos y que el hecho de que EE.UU. “imperio de hackers” con el disfraz del “guardián de la seguridad cibernética” puesto, se aferra a la denigración y censura contra China incitando a los países aliados es como el acto de un ladrón que grita ladrón.