Portavoz del MINREX condena la conducta ridícula de la UE en el tema de DDHH

A la pregunta formulada el día 23 por un reportero de la ACNC con respecto a que la Unión Europea definió el día 22 a la República Popular Democrática de Corea y otros países como blancos de “sanción en el tema de DDHH” bajo el pretexto de “hacer frente a la violación de derechos humanos en escala mundial”, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC dio la siguiente respuesta:

Como ya trascendidos, la Unión Europea orquestó la farsa de fijar los blancos de sanción cuestionando la supuesta “violación de DDHH” en varios países del mundo.

Rechazamos totalmente esa payasada de la UE condenándola categóricamente como una parte de la estereotipada política de hostilidad a la RPDC y malsana provocación política, destinada a violar la soberanía de nuestro Estado e intervenir en los asuntos internos.

El régimen de sanción en el tema de derechos humanos, que aduce la UE como fundamento legal de la presente farsa, se trata de una ley infame inventada para presionar a los países que no le agradan y, por lo tanto, es rechazada unánimemente por la sociedad internacional.

La presente conducta de la UE hace recordar el fin del año pasado cuando ella estableció nuevamente el régimen de sanción en materia de DDHH.

En aquel entonces, todo el mundo pensaba que la UE, que solía portarse como “progenitora de DDHH” hablando siempre de la “constitucionalidad”, “democracia” e “igualdad”, estableció nuevo régimen para definir como objetos de castigo a los policías de EE.UU. y el Occidente que consternaron al mundo con sus tremendos actos de violación de DDHH.

Sin embargo, lo que acaba de hacer la UE comprueba de nuevo que su régimen de sanción en el tema de DDHH no tiene nada que ver con el mejoramiento verdadero de la situación de derechos humanos, sino no pasa de ser otro instrumento político que se malemplea contra los países que tienen la diferente “concepción de valor”.

Es el clímax de anomalía rasgarse las vestiduras cuestionando injustamente los derechos humanos de otros países y haciendo la vista gorda de los graves defectos en su casa.

Parece que el veto crónico complicado por el mórbido modo de pensar hizo a la UE acostumbrarse a ver al revés todos los fenómenos.

Es que confunde con la “protección y fomento de derechos humanos” el racismo, la discriminación racial, el maltrato a la infancia y la xenofobia que son males incurables que campean en el interior de la UE.

La opinión pública mundial comparte la evaluación de que la actual payasada de DDHH de la UE, que inquieta al mundo con el aburrido rumor de esta materia, parece una copia de lo que hizo alguien.

Entonces, le aconsejamos que se llame los “Estados Unidos de la UE y América”, en lugar de hablar innecesariamente de la “independencia”.

Un refrán europeo dice que lo demasiado, siempre ha dañado.

Valdrá la pena que la UE tenga presente que no podrá evitar un resultado inimaginablemente trágico si sigue recurriendo a la intrigante e inútil campaña de “DDHH” anti-RPDC desoyendo las reiteradas advertencias de ésta.

El proceder ridículo buscará sólo la vergüenza y deshonra.